Pasar al contenido principal

Hacia el Foro Social Mundial de Economías Transformadoras

5, 6 y 7 de abril de 2019: Primer Encuentro Internacional

5 de abril: explorar el terreno

 

La primera jornada, la del viernes 5 de abril, estuvo dedicada al trabajo en cada uno de los movimientos y acciones transformadoras que participan del proceso: las economías feministas, el movimiento por la agroecología y la soberanía alimentaria, los procomunes y la economía social y solidaria, junto con la educación y la co-construcción de políticas públicas. Fue un momento para conocerse e identificarse entre personas que comparten un área común de acción, pero desarrollan sus proyectos en diferentes territorios.

 

Así, por ejemplo, el movimiento de las economías feministas compartió diversas experiencias concretas de trabajo en diferentes regiones del mundo: experiencias de sororidad, de empoderamiento, de construcción desde la práctica y desde lo local. Las participantes  compartieron la necesidad de visibilizar estas experiencias más allá de los discursos, de una manera creativa, que encuentre formas de expresión distintas a las que establece el patriarcado. Las participantes en esta sesión insistieron en la necesidad de que la mirada feminista sobre las economías no quede solo como un grupo de debate, sino que impregne todos los ámbitos de las economías, que deben ser feministas para resultar verdaderamente transformadoras.

 

También el movimiento agroecológico y por la soberanía alimentaria retomó la lógica de los feminismos, proponiendo una recampesinización feminista, es decir, una vuelta al mundo rural y al trabajo campesino que ponga en el centro el papel de las mujeres. También se hizo hincapié en el papel crítico del consumo para acceder a la soberanía alimentaria, y en la necesidad de repensar el sistema alimentario teniendo en cuenta todas las fases de la cadena, desde la producción al consumo, pasando por la distribución o el transporte.

 

Por su parte, el movimiento de los procomunes reunió a personas vinculadas a la gestión comunitaria de diferentes recursos, delimitados en varios ámbitos:  procomunes rurales, del conocimiento, urbanos, naturales y digitales. Llevar a la práctica los discursos, establecer formas de organización horizontales, visibilizar las alternativas al capitalismo, expandir las prácticas o gestionar las tensiones con las instituciones fueron algunos de los desafíos identificados.  

El movimiento de la economía social y solidaria dedicó parte de la sesión a compartir experiencias valiosas puestas en práctica en diferentes territorios, como Sudáfrica, India, Malasia, Colombia, Portugal o Brasil. Debatieron en torno a las dificultades que enfrentan algunas de estas iniciativas, como el tamaño pequeño de las redes o la falta de implicación de otros movimientos sociales. Parte de la sesión estuvo organizada en diferentes grupos de trabajo: cooperativismo de trabajo, finanzas éticas y comercio justo, cooperativismo de vivienda, economías comunitarias y empresas sociales.

Con respecto a las acciones transformadoras de la economía, se planteó el desafío de establecer un sistema de educación e investigación no patriarcal, decolonial, anticapitalista y no basado en la explotación. Para ello, se propuso que el cuidado del planeta y la dignidad de la vida estén en el centro del sistema educativo, con un modelo solidario y holístico, que perdure a lo largo de toda la vida y no solo ligado a la infancia.

Además, en la sesión dedicada a la co-construcción de políticas públicas, las personas participantes coincidieron en la necesidad de poner en el centro la calidad de vida de las personas y crear espacios para favorecer la participación, así como de establecer políticas coherentes y transversales en ámbitos como la educación, la vivienda o el comercio.  

 

La primera jornada incluyó también otros espacios, como la presentación de la plataforma virtual de participación forum.transformadora.org, el debate sobre el modelo de gobernanza del proceso del Foro, el mapeo de proyectos de economía social y solidaria o la reunión de la comisión de medios y personas interesadas en fortalecer la comunicación del FSMET 2020

Como cierre de este primer día de encuentro y conocimiento, se celebró un Foro Abierto donde participaron diferentes voces ligadas a los movimientos y acciones transformadoras a nivel internacional. Activistas e investigadoras feministas como Florencia Partenio o Marta Rivera, educadores populares como Bernardo Caamal Itzá o representantes de redes de economía social y solidaria como Marian Díez o Pierrette Memong, entre otros, participaron en el acto, con intervenciones de una duración máxima de cinco minutos. Entre cada intervención hubo actuaciones musicales de una orquesta “feliz y fugaz”, creada para la ocasión con músicos locales como Txell Neddermann, Simonal Bie, Anna Pantinat, Maria Rodés o Julián Saladarriaga, entre otros.


Antes de despedirnos, se proyectó el spot de convocatoria hacia el FSMET 2020, donde cuatro superhéroes y superheroínas encarnan a los movimientos transformadores de las economías.

6 de abril: establecer vínculos y confluencias

En la segunda jornada, las personas participantes en el encuentro se reunieron a trabajar según diez retos identificados en la jornada anterior, y que suponen un primer punto de partida para los diferentes debates en el proceso hacia el FSMET 2020:

  1. Proceso del Foro

Se visibilizan los tres pilares del proceso hasta ahora:

  • Las transformadoras. Son los cuatro movimientos transformadores, más las acciones transformadoras de la economía: economías feministas y perspectiva de género, movimiento por la soberanía alimentaria y la agroecología, procomunes y economía social y solidaria, más la educación e investigación y la co-construcción de políticas públicas.
  • Las promotoras. Son las redes impulsoras del proceso. Hasta ahora son tres: Xarxa d’Economia Solidària de Catalunya (XES), Red de Redes de la Economía Alternativa y Solidaria (Reas) y Red Intercontinental de Promoción de la Economía Social y Solidaria (Ripess). Además de ellas, se ha creado un Comité de Promoción Internacional, para facilitar la internacionalización del proceso.
  • Las reproductoras. Es el equipo técnico, con apoyo de diferentes comisiones como logística, contenidos, comunicación, cuidados…
  1. Educación transformadora y liberadora

Se hizo un diagnóstico del panorama actual de la enseñanza, en el que la escuela es un reflejo del modelo capitalista, la educación está, muy vinculada a las instituciones, el aprendizaje se vincula a la competición y los profesores aparecen como una figura a la que someterse.

En contraste con estas posturas, la propuesta es la de una educación anticapitalista, antipatriarcal, descolonizada, no explotadora, antidiscriminación y emancipadora, que mantenga la dignidad de la vida, los ecosistemas y el planeta como centros de la preocupación.

 

  1. Visibilidad y relato

La propuesta fue la de diseminar el mensaje en aspectos muy claros, usando palabras del día a día, con un lenguaje claro, diverso e inclusivo. Se planteó también adaptar materiales ya existentes para una campaña de visualización (vídeos cortos, artículos académicos…),

contactar con universidades, agencias de prensa o asociaciones, y recurrir a radios comunitarias y televisiones locales, no solo a internet y medios globales.

 

  1. Trabajo global-local e intermovimiento

 

En este reto se trabajó sobre el concepto de transversalidad de las economías transformadoras, entendido en un doble sentido: por un lado, de lo local a lo internacional y, por otro, entre los diferentes movimientos transformadores. También se recogió la necesidad de que el proceso del FSMET refleje una convergencia entre las experiencias del norte y del sur del planeta, entre comunidades y ciudades, o entre bienes naturales y digitales, para lograr encontrar un lenguaje común que los vincule. Se propuso además enlazar los procomunes con el cambio en el sistema económico, y evaluar cómo inciden cuestiones como la raza o la clase. También se planteó analizar las relación de las economías transformadoras con otros movimientos sociales.

 

  1. Relación con el Estado y las corporaciones

Se plantearon propuestas como las de avanzar en leyes de Economía Social, Solidaria y Transformadora, mapear y promover la educación financiera alternativa, visibilizar las empresas que acaparan poder y llevan a cabo prácticas abusivas e incluir las migraciones y soberanías como cuestiones transversales.

 

  1. Gobernanza y autoorganización

La gobernanza se trabajó tanto a nivel de reto, como en diferentes sesiones de explicación de cuál había sido el modelo de gobernanza hasta entonces dentro del proceso del Foro.

 

A nivel de reto compartido, algunos de los debates a lo largo de la sesión sobre gobernanza y autoorganización fueron:

  1. ¿Qué tipos de relaciones de poder estamos construyendo en nuestras organizaciones, comunidades y territorios?
  2. ¿Qué favorece y qué no favorece que nuestras organizaciones sean transformadoras?
  3. ¿Qué herramientas y prácticas tecnológicas favorecen nuestros modelos de gobernanza?
  4. ¿En qué medida nuestro entorno nos da la posibilidad de auto-organizarnos?
  5. ¿Qué modelos de gobernanza territorial estamos desarrollando?
  6. Las comunidades campesinas como sujeto político.

 

A nivel de gobernanza del proceso del Foro, los debates de las diferentes sesiones se han estructurado en torno a tres temas: estrategia, definición e inclusión.

 

Estrategia: Se propone cambiar el nombre del Grupo Impulsor y que asuma tareas de coordinación, dinamización y seguimiento. Se plantea la pregunta de por qué no hay redes que representen a los cuatro movimientos. También surge el interrogante de si tiene sentido la presencia de Reas (Estado español) y XES (Catalunya) de cara a la internacionalización del proceso. Se propone la creación de dos comisiones nuevas, una de metodología, y otra de contenidos que trabaje sobre el mensaje más político.

 

Definición: Se propone cambiar el nombre de la “asamblea” del FSMET, por el de “espacio” o “foro”. Es necesaria una definición del contexto del FSMET, que explique su historia y objetivos, así como una definición de lo que son las Economías Transformadoras, que permita un auto-filtro. También se destacó la importancia de que los territorios se organicen de manera auto-gestionada y eviten un eurocentrismo. Sin embargo, se planteaba también la necesidad de establecer criterios éticos, una carta de presentación para dar claridad y un sistema de alerta para lo que no son las Economías Transformadoras.

 

Inclusión: Es necesario crear un espacio abierto para recoger otras acciones e iniciativas, y quizás formar otras EETT que corresponden a movimientos sociales que ya existen. Se valora como muy necesario ampliar y reforzar el Comité de Promoción Internacional y ampliar las redes y organizaciones internacionales no europeas para garantizar presencia global y diversidad. También se destacó la importancia de las interacciones intergeneracionales, y se propuso hacer un encuentro de jóvenes. Además, se ha propuesto la creación de un Grupo de Bienvenida, para asegurar el apoyo a quienes no pueden participar presencialmente.

 

  1. Construcción de conocimiento y prácticas

Se propuso aprovechar el Foro para crear un banco de conocimiento, desde lo procomún, combinar el conocimiento tradicional y también el científico, aplicar el principio de “aprender haciendo” al proceso del Foro, incluir a niños y jóvenes, cooperativizar el conocimiento respetando la diversidad, aprovechar las plataformas digitales ya existentes, y nutrirlas para que sean un banco de conocimiento y sistematizar las prácticas de las economías transformadoras para poder medirlas, replicarlas y adaptarlas a diferentes contextos, entre otros planteamientos.

 

  1. Nuevas tecnologías

Este grupo de trabajo tiene dos objetivos: crear nuevos tipos de tecnología, y empoderar a los movimientos ya existentes con las tecnologías. El grupo se propone además dos metas para avanzar hacia comunidades basadas en el uso del código abierto - open source: hacer una lista de entidades que  producen programario libre para tener una alternativa a Google y otras corporaciones, y crear una red de organizaciones que trabajan estas redes abiertas, una red técnica que apoye a estos movimientos.

 

  1. La vida en el centro

Se plantearon como objetivos concienciar sobre la invisibilización de los trabajos de cuidados frente al trabajo productivista, incluir los cuidados del planeta y la naturaleza dentro del concepto de “cuidados”, evolucionar hacia una no competencia, y una propiedad comunitaria y colectiva y reflexionar sobre el decrecimiento como filosofía. También se planteó la necesidad de avanzar hacia un sistema donde no existan violencias machistas, de materializar las propuestas de la economía feminista a gran escala, y de situar algunas ideas en la agenda pública, para convertirlas en políticas públicas, entre otras cuestiones.

 

  1. Estrategia propia

Se establecieron algunos pasos a seguir, como  mapear las organizaciones implicadas, integrar las agendas globales a nivel internacional en el proceso, proponer nuevos pactos de cooperación entre sectores o hacer visibles a las herramientas, metodologías, sistemas y agendas de colaboración tanto geográfica como temática de los diferentes movimientos de las economías transformadoras.

7 de abril: organizarse para transformar

El tercer y último día, las participantes se distribuyeron por grupos en función de sus territorios de trabajo, con el objetivo de favorecer la creación, en algunos casos, o el fortalecimiento, en otros, de confluencias locales de movimientos, organizaciones y personas vinculadas a las economías transformadoras en cada territorio. Estas confluencias deben responder a la realidad local de cada territorio, que debe decidir cómo auto-organizarse, y cómo quiere vincularse con los debates que se irán produciendo en el camino hacia el FSMET 2020.

 

Como resultado de estos encuentros, se propuso ampliar el debate incluyendo a otros sectores, como los activistas por el clima, los jóvenes o las personas migrantes, y regiones como Asia o África solicitaron mayor apoyo en cuanto a la tramitación de visados, las traducciones o los patrocinios.

 

El primer encuentro se cerró con una asamblea plenaria en la que se expresó la necesidad de que las personas y organizaciones participantes en el proceso creen confluencias locales, y utilicen la plataforma virtual para conectar lo local con lo global. También surgió el compromiso de trabajar para establecer la gobernanza y las metodologías del proceso, desde la autonomía, que forma parte del ADN de las economías transformadoras.

 

Se puso también el acento sobre la pluralidad de las economías transformadoras, y se recordó que el proceso del FSMET no busca fundar nada, sino reforzar las prácticas que ya existen, y vincularlas y confluir como un enlace colectivo entre territorios.

 

La asamblea concluyó con el compromiso de seguir trabajando, tanto de manera presencial como a nivel virtual, para ampliar la presencia de más colectivos y organizaciones implicadas, y construir una agenda global común a largo plazo, que visibilice el otro mundo que ya existe: el de las economías transformadoras.

 

Relatorias
Programa
Guia de participación